Castellano Deutsch

Torres

Las incursiones berberiscas obligaron a construir torres vigía para dar aviso a las poblaciones del litoral.

TORRE EBRÍ

Situada, a una altura sobre el nivel del mar de 499 m., en la Sierra de Irta, sus orígenes parecen remontarse al siglo XVI cuando las incursiones berberiscas obligaron a construir torres vigía para que desde ellas pudiera darse aviso a las poblaciones del litoral mediterráneo que en mayor o menor medida venían sufriendo razzias que afectaban a las poblaciones costeras con botines y cautivos por los que pedían después elevados rescates.

Construida sobre una base circular de 5.5 m. de diámetro, se eleva hasta 8.5 m. de altura. En su interior se observan los restos de las estancias a las que se accedía a través de escaleras de mano. Desde ella se divisa Peñíscola, Alcalá de Xivert, Torrenostra, Montes del Desierto de Las Palmas y naturalmente todo el paisaje de Alcossebre.

Su acceso se efectúa a través de la carretera de El Pinar y desde las inmediaciones del vial que lleva a la ermita de Sta. Lucía y St. Benet, a través del camino existente, el viandante puede cubrir en 45 minutos (2.5 Km. Aproximadamente) su trayecto.


TORRE DE CAP I CORB

La torre de Cap i Corb se encuentra en el caserío del mismo nombre, en el término municipal de Alcalá de Xivert. El castillo de Xivert tenía un nutrido grupo de torres que formaban lo que se ha dado a llamar la red de alerta y vigía del castillo. Entre éstas la más conocida era la de Cap i Corb.

Existen noticias de que el comendador de la Orden de Montesa fray Luis Despuig la mandó construir el 28 de abril de 1427 en la desembocadura del río San Miguel y junto al litoral, por escritura ante Miguel Villaforta.

Su planta es cuadrangular y su alzado es de 13 metros. De fácil acceso, se llega desde el camino de Cap i Corb o bien por el camino de l’Atall cruzando la desembocadura del río. Desde este lugar se puede disfrutar las playas que llevan el nombre de la torre.