Castellano Deutsch

Castillo de Xivert

Emplazado en lo alto de la sierra, domina el llano y el mar.

El castillo de Xivert está emplazado en lo alto de la sierra dominando el llano y el mar. La cima ocupada actualmente por el Castillo ha constituido un asentamiento para grupos humanos, por lo menos, desde el siglo XIV – XIII a. C. Hasta principios del XVII de nuestra era. A lo largo de estos dos mil años, con algunos lapsus de abandono, el modelo de aprovechamiento de su espacio ha variado sustancialmente en función del desarrollo histórico. Es decir, la estructuración, funcionalidad y carácter del asentamiento ha sido diferente dependiendo del momento histórico.

Conserva dos partes bien diferenciadas: la árabe y la cristiana. La primera comprende el recinto amurallado externo, obra de los siglos X – XI en la que destacan algunos grandes lienzos en tapial, con remates de merlones y que se abría por la puerta del Albácar. En su interior, se descubren todavía buenas muestras de arquitectura doméstica musulmana. Muy interesante es la inscripción árabe del muro S-W “para el reencuentro con Dios”. En lo más alto se eleva la fortaleza templaria, que llegó a contar con capilla, espaciosas dependencias, caballerizas,… así como varios torreones. Son notables la parte sur con sus torres circulares y muro, obra de cantería, así como la cisterna de provisión del castillo, con su bóveda rebajada.